Implante de desfibrilador automático

Implante de desfibrilador automático

Implante de desfibrilador automático

Un desfibrilador automático (DAI) es un dispositivo electrónico similar a un marcapasos, pero más grande y de un grosor mayor que además de tener la función marcapasos (estimular cuando la frecuencia cardiaca disminuya por debajo de cierto valor programable) está configurado para detectar constantemente el ritmo cardiaco.

  • Si detecta un tipo de “taquiarritmia” leve puede generar una serie de impulsos para intentar reestablecer el ritmo normal.
  • Cuando la arritmia detectada es más grave realiza una descarga de una intensidad mayor (cardioversión).
  • Si la arritmia es muy grave y pone en peligro la vida del paciente genera una descarga intensa para desfibrilar el corazón.

¿Cuándo indicamos el implante de un DAI?

Es una decisión que el equipo multidisciplinar de la Unidad de Cirugía Cardiaca Dr. Rodríguez toma en conjunto.

  • Pacientes que hayan tenido una parada cardiaca, taquicardia ventricular sostenida o fibrilación ventricular, puesto que son arritmias que si no se actúa rápido pueden provocar la muerte.
  • Pacientes con antecedentes de infarto o que tengan una alteración del corazón que hace que este se dilate y  no tenga un funcionamiento normal.

¿Cómo se implanta?

El procedimiento se suele hacer con anestesia local y si precisa puede ser con sedación. Se realiza una incisión en la zona que está por debajo de la clavícula izquierda y a través de la vena subclavia y/o cefálica se introduce uno o más electrodos “cables” hasta la cámara de corazón que sea necesario (guiado por sistema de Rayos X), se comprueban ciertos parámetros electrofisiológicos del cable y cuando son adecuados se conectan al generador del DAI que se deja implantado en una especie de bolsillo por debajo de la piel en la zona pre-pectoral.

Dependiendo de las condiciones clínicas del paciente puede ser dado de alta al día siguiente del implante.

¿Qué complicaciones se pueden presentar?

  • Infección de alguno de los componentes del dispositivo o de la herida (1-3%)
  • Alrededor del implante es muy frecuente la aparición de un hematoma. En algunas ocasiones este hematoma requiere intervenir de nuevo (1-2%)
  • Punción arterial, flebitis, lesión del plexo braquial
  • Desplazamiento o fractura del cable (1-4%)
  • Derrame pleural o hemotórax (acúmulo de sangre en la pleura) (1-3%)
  • Neumotórax o acúmulo de aire en la pleura (1-4%)
  • Perforación cardiaca, venosa
  • Mal funcionamiento del dispositivo que obligue a su retirada y reimplantación (1-2%)
  • Por el agente anestésico local y del antibiótico: anafilaxia, vomito, broncoaspiración, parada cardiorrespiratoria