Prótesis cardiaca: ¿biológica o mecánica?

Nuestro blog

Cirugía prótesis cardiaca

Prótesis cardiaca: ¿biológica o mecánica?

Las válvulas cardiacas pueden dañarse de tal modo que no se puedan reparar, en esos casos resulta necesario implantar prótesis valvulares cardiacas que sustituyan las dañadas. Existen dos tipos de prótesis cardiacas: biológica y mecánica.

Mecánicas

Las prótesis valvulares mecánicas están construidas de materiales como el carbón pirolítico, el titanio o el plástico. Actualmente los modelos de prótesis valvulares mecánicas más utilizados están construidos con carbón pirolítico que es grafito bombardeado con átomos de carbón a muy altas temperaturas, lo que hace de él un material casi tan duro como el diamante y con muy poco desgaste.

El carbón pirolítico es el material menos trombogénico de los utilizados hasta el momento, es decir, es el menos proclive a producir coágulos o embolias. La prótesis no deja de ser un material extraño al cuerpo y por ello la sangre tiende a coagularse entorno a ella. Los pacientes con una válvula artificial cardiaca mecánica han de tomar de por vida anticoagulantes orales para evitar la formación de estos coágulos alrededor de la prótesis. La vida útil de estas prótesis se encuentra entre los 20 y los 30 años, por lo que podemos decir que su principal ventaja es su durabilidad y funcionalidad a largo plazo.

Ventaja

  • Durabilidad y funcionalidad a largo plazo.

Desventaja

  • Los pacientes tienen que seguir un tratamiento anticoagulante permanente.

Biológicas

Las prótesis valvulares biológicas están elaboradas con materiales biológicos, es decir, con tejido de origen animal (cerdo o vaca) o humano. Al estar construidas con un material biológico tienen la ventaja de que el paciente no necesita tomar anticoagulantes orales de por vida, pero su durabilidad es más limitada, su desgaste es mayor. La vida útil de las prótesis biológicas se encuentra entre los 10 y 15 años, cuando aparecen fallos estructurales debidos a calcificaciones o filtraciones.

Ventaja

  • El paciente no tiene que tomar anticoagulantes orales de por vida.

Desventaja

  • Su durabilidad es limitada, aproximadamente a los 10-15 años del implante la prótesis muestra tal desgaste que es necesario reintervenir quirúrgicamente.

En la siguiente imagen podemos ver un instante de la cirugía de implante de una protesis valvular cardiaca.

Cirugía de prótesis cardiaca

¿Qué prótesis valvular es mejor?

No es que una prótesis valvular sea mejor que otra, simplemente una va mejor para un tipo de paciente que otra. Elegir la prótesis cardiaca que vamos a implantar es una decisión en conjunto, el equipo médico de la Unidad de Cirugía Cardiaca Dr. Rodríguez y el paciente valoran cuál es la que mejor encaja con sus características y estilo de vida.

La prótesis biológica puede ser una buena opción para:

  • pacientes cuya actividad profesional incluya objetos punzantes o cortantes (cocineros) o tengan un alto riesgo de traumatismos por su trabajo (obreros, entrenadores físicos) o por ocio (aficionados a la práctica de deportes de riesgo). Si estas personas sufren un accidente y siguen un tratamiento anticoagulante podrían tener complicaciones graves.
  • mujeres jóvenes en edad reproductiva que desean quedarse embarazadas ya que los anticoagulantes podrían provocar malformaciones en el feto.
  • pacientes que llevan una vida muy activa, con viajes a destinos inusuales o que no estén dispuestos a dejar malas prácticas como consumir alcohol.
  • aquellos que viven en zonas rurales aisladas sin acceso a un puesto de salud cercano donde en el caso de sufrir un accidente puedan atenderle.
  • pacientes con edad avanzada debido al alto riesgo de hemorragias que conlleva la anticoagulación oral y la existencia de otras patologías.

Mientras que la mecánica suele ser la escogida para:

  • pacientes jóvenes puesto que la expectativa de vida de las válvulas artificiales mecánicas es superior a las biológicas y reduce los riesgos de una segunda cirugía.
  • enfermos que tienen función renal muy alterada.

Una vez escogida la prótesis cardiaca es posible que el paciente tenga dudas sobre el ingreso hospitalario, la intervención o el posoperatorio, en esta sección puedes encontrar las preguntas más frecuentes que el paciente se hace.

TAVI, Implante transcatéter de la válvula aórtica

Continuamente se están realizando avances médicos que buscan que las cirugías sean menos invasivas. En el caso del tratamiento de las enfermedades de la válvula aórtica se están desarrollando nuevas técnicas que permiten el reemplazo de la misma por una prótesis a través de procedimientos menos invasivos para el paciente que permiten acortar la estancia hospitalaria y acelerar la recuperación posoperatoria, gracias a lo que conocemos como TAVIs (Transcater Aortic Valve Implantation; Implante transcatéter de la válvula aórtica).

Esta técnica se realiza en aquellos pacientes que tienen un riesgo elevado para la cirugía “abierta”, ya sea por tener otras enfermedades que puedan complicar la cirugía, una edad muy elevada o la aorta muy calcificada. Las prótesis que empleamos en las TAVIs son de material biológico.

 

La Federación Española de Asociaciones de Anticoagulados (FEASAN) ha desarrollado esta guía informativa dirigida a aquellos pacientes que sufren una valvulopatía.

 

Si quieres pedir cita con nuestro equipo médico puedes hacerlo llamando al 669.107.851 o rellenado este formulario de contacto.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email